bg header noticias

Manuel Mejía Vallejo

Valora este artículo
(15 votos)
Ilustracion

Reconocer la raíces, resaltar el sentido de la historia que ha marcado a Antioquia en lo político y social, exaltar la importancia de familia y rescatar ese lenguaje costumbrista de los antioqueños son algunas de las posiciones literarias que Manuel Mejía Vallejo quiso plasmar en su obra literaria, por eso para Antioquia, es tan importante este escritor nacido en Jericó municipio antioqueño, el 23 de abril, del año 1923. Toda su infancia la vivió en Jardín y por ello este municipio se apropia de su origen. “Yo nací en un pueblo y me crié en la finca y en el pueblo hasta los trece o catorce años. Por eso mi literatura está untada de campo, de montaña y -también- de ciudad”, declaró a la crítica literaria del momento.

Manuel Mejía Vallejo dejó huella como escritor costumbrista antioqueño, por su estilo auténtico, original, desabrochado y bohemio, quién tenía muy claro que "uno se muere cuando lo olvidan”, se encargó de que en su departamento viviera su memoria a través de escritos como la Casa de las Dos Palmas o a través de los talleres de escritura que él mismo dictaba en la Biblioteca Pública Piloto, con una asombrosa asistencia.

Por eso leer cualquier fragmento del maestro no es solo un homenaje, es darle vida, es traer a la memoria su familia y su presencia. Por ello, hagamos el mejor homenaje que se puede hacer a un escritor: leerlo.

destacado

La tierra éramos nosotros (1945)

Los temas tratados en esta obra son: la siembra, la cosecha, la Semana Santa, el mercado del pueblo, las reuniones en la barbería, etc., son los cuadros campesinos que se presentan a lo largo y ancho de la historia.

El día señalado (1964)

Los temas tratados en esta obra son: la siembra, la cosecha, la Semana Santa, el mercado del pueblo, las reuniones en la barbería, etc., son los cuadros campesinos que se presentan a lo largo y ancho de la historia.

Aire de tango (1973)

En ella un narrador anónimo cuenta algunos aspectos de la vida de Jairo, un cuchillero del barrio Guayaquil de Medellín, que nace el mismo día de la muerte de Gardel en un accidente aéreo en la capital antioqueña, el lunes 24 de junio de 1935.

Tarde en verano (1980)

Dos personajes, hombre y mujer se dedican a recuperar el pasado, dimensión temporal donde una maldición familiar puso en marcha el destino. Es una constante búsqueda del pasado, pero es también una acelerada construcción del futuro.

La Casa de las Dos Palmas (1988)

En esta obra se muestra la territorialidad de los indígenas emberá y la de los antioqueños, y se enseñan ambos ideales enmarcados en la colonización antioqueña, desde fines del siglo XIX a mediados del XX. De esta manera, se describe a manera de ficción un proceso histórico importante en la historia de Colombia.